miércoles, julio 26, 2006

Adonay encadenado

En los últimos días circula por la red una de esas cadenas virtuales que se suponen que no deben romperse. Y ¿cual es el tema y propósito de la misma? Pues ni más ni menos que proteger al pueblo de Israel en estos días de tribulación.
Los que han ideado esta cadena parecen ignorar que la tribulación la han iniciado ellos y que ellos son los responsables de todo lo que está sucediendo en estos días y en los días anteriores que antecedieron a esta, por una vez inominada, operación militar sobre El Libano.
.
Recurren ni más ni menos que al salmo 121 que dice literalmente:
.
Elevare los ojos a las montanas de donde vendrá mi ayuda.
Mi ayuda proviene de Ado-nay, hacedor del cielo y la tierra.
No dejara resbalar tu pie, ni se adormecerá el que te guarda.
He aquí que no se adormecerá y no se dormirá el guardián de Israel.
Ado-nay es tu guardián. Adon-nay es tu sombra sobre tu diestra.
De día el sol no te herirá ni la luna de noche.
Ado-nay te cuidara de todo mal; cuidara de tu alma.
Adon-nay cuidara tu salida y tu entrada desde ahora hasta la eternidad.
.
No sé como alguien puede atreverse a iniciar una cadena que solicita protección para aquellos que perpetran un continuado e indiscriminado terrorismo militar. Y lo que menos entendiendo es que se atrevan a mandarlo a gente que no forma parte de su comunidad de sionismo y teocracia, que justifica cualquier acción del Estado de Israel en aras de la voluntad de su dios.
.
No quiero insultar a los que entonan el salmo 121 en sus rezos judios o cristianos, pero a aquellos que han iniciado esta cadena les recomendaria que, cuando eleven los ojos a las montañas, lo hagan en dirección a Los Altos del Golán, ilegalmente invadidos desde hace casi medio siglo. Cuando piensen en el creador del cielo y tierra descubran que el cielo no se creó para que volaran sus misiles, ni la tierra para que estallaran en ella. Cuando sientan resbalar su pie piensen que sea quizás en un charco de sangre de algún inocente o de alguien que pelea por su independencia.
Cuando sientan que sus guardianes no se adormecen, recuerden que fueron los torturadores del Mossad los que invertaron la tortura del sueño y cuando reciten que no se duerme el Guardían de Israel piensen que no lo hace porque escucha los llantos del los niños y los gritos de los moribundos y porque su conciencia le recuerda constamente que los gobernantes de su pueblo son un hatajo de asesinos.
Si Adonay, su señor, evita todo mal, los días de Israel están contados. Piensen en lo que están haciendo, lo que han hecho a lo largo de la historia y lo que planean a hacer y se darán cuenta del motivo por el cual su dios les abandonó hace tiempo.
La cadena está rota. Recurrir a Adonay no hará que su causa sea justa. No evitará los rugientes Gehennas de sus conciencias.

2 comentarios:

Jacobo dijo...

Bueno, Dani me ha traído hasta aquí y no puedo estar de acuerdo. Israel es un Estado laico, que no se guía por salmos. Es más bien al contrario, los que utilizan aleyas como su hoja de ruta son más bien Hamás, Hizbulah y Yihad Islámica. Sólo hay que analizar la composición del Knesset para ver que los partidos religiosos que representan valores de la ultraortodoxia judaica tienen una representación minoritaria. A partir de ahí, el análisis resulta bastante frágil y sobre todo, y perdóname, algo demagogo. Se nota cierto tufillo antisemita en el retrato robot que haces de los "terroristas" israelíes, se nutre de los mismos tópicos que todos los discursos antisemitas que se han hecho en Europa a partir de la aparición del "Protocolo de los Ancianos de Sión", a saber, el mito de que los judíos van a conquistar el mundo a cualquier precio... Hay que disociar cultura judía de la política de Estado de Israel, que son dos realidades diferentes. En cualquier caso, es increíble como a la opinión europea le fascina y le llena de indignación este conflicto de baja intensidad hasta tal punto, y por ejemplo, se aburre en términos filosóficos a la hora de discutir o escribir sobre las matanzas de Darfur, Congo o Sierra Leone... está claro que hay un interés particular por utilizar este conflicto para medirse moralmente frente al gran antagonista ideológico de la izquierda europea: EEUU. Si los conflictos nos interesaran por la cantidad de sufrimiento, muerte, hambre y miseria que sufren los hombres, el conflicto Israel-Palestina pasaría al número 327 de la cola. Para mí esto resulta más interesante que ponerme a refutar tu paralelismo entre el salmo y la política de defensa del ejército israelita, que está compuesto en su mayoría, por gente como tú y como yo, que ama su democracia y su libertad, que les gusta irse de copas, estar con sus parejas e inventarse la vida que quieran tener, muy al contrario de aquellas personas contra las que luchan, una sociedad cerrada, machista, sexualmente represora, homófoba, racista, sin mecanismos autocorrectores, sin instituciones que representen al pueblo, sin separación de poderes... En fin, es la lucha de una sociedad abierta contra una sociedad cerrada, y tratar de buscar las claves de la conducta de los israelitas en un texto revelado es absurdo. No lo sería tanto citar el Corán para explicar la conducta de Hamás o de Hizbulah

devilwritter dijo...

Gracias por tu comentario Jacobo. Al menos es inteligente y razonado, pero cae en ciertos errores desde mi punto de vista, por supuesto.
El salmno al que hago referencia no lo he escogido yo. Es un salmo que han enviado como cadena miles de judíos desde Israel -ese supuesto estado laico-. Son ellos los que recurren a las palabras de sus salmos y sus sagradas escrituras para explicar lo que está pasando. No yo.
Si la política del Estado de Israel estuviera disociada de la religión no se le concedería la nacionalidad israelita de forma automática a todo judío -de religión, no de raza- de dos generaciones alrededor del mundo.
Si la política del Estado de Israel estuviera disociada de la religión no reclamarían territorios que nunca les han pertencido con el unico argumento histórico de sus escrituras sagradas, que, por cierto, fueron exhibidas por sus líderes en las sesiones de la ONU en las que a finales de los cincuenta se debatía la creación y las fronteras del Estado de Israel.
Yo no creo que los judíos pretendan conquistar el mundo, nunca lo he creído y nunca lo creeré. Lo único que pienso es que son incapaces de gestionar un Estado por otro método que no sea la fuerza, lo único que pienso es que sus sucesivos gobiernos -en los que ese porcentaje mínimo de ultraortodoxos siempre ha estado representado- se han basado en un criterio territorial de expansión que sólo figura en su mitología religiosa ignorando la realidad demográfica e histórica del mundo.
Si la política israelí estuviera disociada de su religión no poblarían sus asentamientos ilegales con los más acerrimos de los ortodoxos judíos y los permitirían ir armados hasta los dientes.
Se que has estado allí como he estado yo. Así que si no has visto eso en Gaza o en Cisjordania sólo puedo imaginar que es que has mirado en otra dirección.
Yo no hago un retrato robot del terrorismo isrealí. No hace falta. Todo terrorismo es igual. Un intento de controlar por el miedo y la fuerza. sea Isreali, árabe, corso, checheno, ruso, malines o eritreo. Lleven máscaras o cascos de Kevlar.
Otro error que para mi cometes es confundir los términos.
Soy Antisionista, no voy a negarlo, no tengo porque hacerlo porque estoy en mi derecho de serlo. El sionismo es una teoría política, no es otra cosa (y si tienes dudas consulta el diccionario).
Al ser una teoría política puedo oponerme a ella y lo hago sin que eso signifique que sea antisemita, es decir, que odie a los judíos por el hecho de ser judíos.
He soportado a lo largo de mi vida demasiado racismo como para volverme racista a estas alturas.
Si crees que el sionismo y el antisemitismo se han de meter en el mismo saco quizás seas tu el que está mezclando conceptos que no deben mezclarse y que curiosamente el Estado de Israel siempre mezcla para poder acusar de antisemita a todo el que se opone a la doctrina política del expansionismo sionista en la región. Me parece que eso no es apartar la religión de la política.
También creo que te equivocas en otra cosa. El ejército israelí está compuesto por gente normal, eso es cierto. No sé si serán como tu, pero desde luego no son como yo. Yo no amo mi democracia más que la de los demás, yo no combatiría en un ejército que para darme democracia se la quita a otros; que para darme libertad se la quita a otros. Quizás sea pòr eso que el ejército israelí es el ejército "democrático" con mas nivel de deserción y de objeción sobrevenida -consulta el informe de la ONU al respecto, si no me crees-.
¿Su democracia sería menos democrática si Israel no controlará ilegalmente los altos del Golan, Si no hubiera intentado invadir Líbano en tres ocasiones en 30 años, si Cisgordania y Gaza fueran devueltas a sus legítimos habitantes? ¿Desaparecería la democracia en Israel por eso? Yo creo que no. Desaparecería su posibilidad de expansión, de crecimiento demográfico, pero no su libertad y su democracia. Hoy por hoy todos los países del mundo tiene limitada sus posibilidad de expansión. Ninguno puede anexionarse nuevos territorios y eso no limita su democracia. ¿por que ha de ser diferente en el caso de Israel?
Tampoco pienso en Estados Unidos. No encontrarás en ninguno de mis textos referencias -que no sean tangenciales a éllos- y si la intelectualidad europea lo utiliza para eso yo no lo hago.
Puede que tengas razón como norma general pero permiteme que te diga que pecas un cierto grado de soberbia al incluirme dentro de ese saco y presuponer que a mi no me preocupan otros conflictos y que considero el árabe-israelí el más importante. Si ves la fecha de comienzo de mi blog es muy reciente. La vida, los pensamientos y las reflexiones de un ser humano no empiezan el día en el que publica su blog.
Creo que malinterpretas el sentido de lo que escribo. Yo no estoy considerando a la sociedad árabe mejor que la judía. No es una cuestion de si una sociedad es abierta y la otra no; si una forma de vida es mejor que la otra.
El problema es si alguien con más fuerza tiene derecho a imponer sus criterios sobre alguien que tiene menos fuerza. El problema no es si alguien lleva velo y recita el Coran y otros bailan en discotecas y votan cada cuatro años.
Los palestinos y los libaneses pueden ser muy cerrados -nunca he discutido eso- pero tienen derecho a que nadie les bombardee ni les quite su tierra siemplemente porque saben que si no se expanden caerán bajo la presión demográfico de sus vecinos.
Y pienso que cometes un último error de medir ambas sociedades por sus extremos. Tel Aviv es el extremo deseado de la sociedad israelí en cuanto a apertura, pero no es todo. En Israel hasta hace cinco años era delito ser homosexual, se expulsa a los soldados del ejército por serlo, se montó toda una algarada cuando se designo a un transexual como su representante en el festival de Eurovisión. Las mujeres tienen la entrada prohibida en las sinagogas y el acceso a la mayoría de los textos sagrados. El mismo machismo y el mismo sexismo represor del integrismo islámico lo tiene la ultraortodoxia judia. Los mecanismos correctores y la democracia funcionan exclusivamente para los judios de raza, ya que la población arabe carece en su mayoria de esos derechos -pueden ser juzgados sumariamente y deportados sin explicación, por ejemplo- y se te exige un rango de puerza de sangre para poder ser ciudadano israelí. Si eso no es racismo y xenofobia no se que otra cosa es.
Ni la sociedad árabe es Hezbolla, ni la sociedad israeli es Tel Aviv. Te sugeríria que viajes a Tunez o Siria o Jordania y comprobaras el grado de presencia que tiene el integrismo en su sociedad. Y de vuelta pasaras por algunas de las poblaciones del interior de Israel y comprobaras cuan abiertas son. Estás comparando el mejor extremo de Israel con el peor del mundo árabe. No parece algo justo.
Vuelvo a decir que yo no he buscado las claves en un texto revelado. Son palabras suyas, son explicaciones suyas, en una cadena de correo electrónico que parte de esa población isrealí tan abierta según tu punto de vista. Me he limitado a presentar una forma personal de interpretar ese salmo que, según los que lo han enviado, justifica sus acciones y les da fuerza para continuar.
Para mi una sociedad abierta es la que sale a la calle cuando su gobierno hace algo injusto para oponerse a la guerra o, si me apuras, para apoyarle si cree que tiene razón, no la que recurre a salmos y rezos para justificarse. Quizás toda Israel no sea la moderna Tel Aviv.
Ellos son los que dicen, como Hamas, como Hezbollah, que dios, que Adonay está con ellos. No pongas en mi boca palabras que parten del Estado de Israel confundido con el Reino de Sion.

En cualquier caso es un placer dialogar contigo porque se puede hacer en criterios lógicos e intelectuales. Si el tono de algunas palabras de este comentario te han ofendido pido disculpas. Tu piensas una cosa y yo pienso otra, ambos hablamos. Ni lanzamos Katiuscas ni bombardeamos civiles. Creo que eso es ser una sociedad abierta ¿no crees?

Un placer y un abrazo Jacobo

Lo pensado y lo escrito

Real Time Analytics