martes, agosto 25, 2015

Ahorro y transparencia, promesas muertas sin nacer

"Vamos a ahorrar, a ser austeros", gritan a los cuatro vientos aquí y allá los que ya comienzan a cantar y contar las excelencias del partido actualmente en el gobierno para lograr su reelección.  Y "vamos a realizar un esfuerzo de transparencia", prometen para concluir".
Y de nuevo los hechos, esas circunstancias que tienen la molesta tendencia a no desaparecer cuando nos viene en gana, nos demuestran lo contrario. Y hay un ejemplo que le sirve a la realidad para desmentir todas esas promesas: La Ciudad de la justicia de Madrid
Puede que los presupuestos del Partido Popular digan en sus números básicos pero incluyen partidas de trasferencia a la Comunidad de Madrid para pagar una Ciudad de la Justicia que no existe. La construcción faraónica que comenzara a erigir Esperanza Aguirre para albergar al sistema judicial en Madrid no ha visto la luz y ha costado 105 millones de euros, ¿eso es ahorrar? Pese a que ni un juicio, ni un sumario, ni una denuncia se ha tramitado en esos edificios, muchos de ellos sin construir siquiera había personal contratado por la Comunidad cobrando todos los meses nóminas de hasta 106.000 euros anuales, todos ellos elegidos a dedo, todos ellos y ellas jefes, directores, responsables o coordinadores de algo, ¿es eso ahorrar? No había operarios, trabajadores, nadie sobre lo quien emitir órdenes pero cobraban por hacerlo llevando la castiza expresión de "mas jefes que indios" a su más literal expresión desde Little Big Horn ¿Es eso ahorrar?
Uno de los principales elementos para mantener la transparencia gubernativa es la claridad diáfana en las contrataciones públicas que evita el nepotismo. Pues bien, entre los pocos operarios contratados había policías salpicados en la trama de las vigilancias ilegales madrileñas, el hijo de Arias Cañete, la hija de su socio, amigos personales de Esperanza Aguirre, seis personas con vinculaciones de amistad o familiares al entonces consejero de justicia de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, ¿Es eso transparencia?, ¿es eso evitar el nepotismo?
De nuevo prometo un ahorro que ya prometí y no cumplí. De nuevo prometo una transparencia que ya juré y no lleve a cabo.  De nuevo mucha gente tiene que decidir entre los hechos y las promesas ya desmentidas por esos hechos, entre la realidad y la ficción.

lunes, agosto 24, 2015

La manipulación del lógico miedo conservador

Alguien a quien por nuestras conversaciones creo inteligente y por nuestras discusiones se conservador me escribió ayer una frase, un dicho popular: "Más vale malo conocido que bueno por conocer". Sin animo peyorativo alguno es el axioma de continuidad perfecto para definir el pensamiento conservador que se puede acrecentar en el más gráfico y popular "Virgencita, virgencita, que me quede como estoy".
¿De donde provienen esos axiomas, esos mantras conservadores? La respuesta es simple y eterna: del miedo. Un miedo natural y comprensible a lo desconocido, al caos, a las cosas empeoren, a perder lo poco o mucho que ya se tiene. De un miedo muy humano.
El gran error de los no conservadores es despreciar ese miedo, es arrinconarlo y explicarlo como síntoma de formar parte de una élite económica o social que solamente quiere conservar sus privilegios. Los habrá -y los hay que son así- pero en realidad ese miedo en muchos llega de otra parte.
De las fuentes de información.
En España, por ejemplo ¿por qué tener miedo al PSOE o a IU, que ya han gobernado -a distintos niveles- y aunque puedan ser más o menos inútiles o tener ideologías distintas a la liberal no han supuesto amenaza ninguna? La experiencia demuestra que el miedo es infundado.
Y luego están las nuevas formaciones.
¿De donde viene el miedo a Podemos? De lo que saben de ellos ¿a través de quien saben lo que saben? Esa es la pregunta que deben hacerse. ¿viene de sus actos como gobierno?, obviamente no porque no han gobernado ¿llega desde su posición ideológica? Obviamente tampoco porque nada en su esculcado, analizado y observado con lupa programa electoral hace que se atisben tendencias amenazadoras a los derechos o libertades.
¿Viene de la comparación con el chavismo bolivariano? Parece ser que, entre otras cosas, sí ¿Por qué?, ¿por que algunos líderes han estrechado manos o trabajado profesionalmente para él? La relación es endeble. mucho más endeble que vender material antidisturbios y armas al gobierno venezolano, por ejemplo.
Pero sobre todo ¿les dicen aquellos que establecen esa comparación en base a pruebas circunstanciales e indicios engrandecidos que el chavismo surge de un golpe de estado militar que lo primero que hace es reprimir a la izquierda venezolana, les cuenta que el general Chávez decía tener una base cristiana y rezaba públicamente todos los días a varias advocaciones marianas, les cuentan que en las primeras fases de su revolución estalista y anti imperialista hacía llamar a su movimiento el bolivaliarismo cristiano?
No lo hacen porque no les conviene hacerlo. Porque así consiguen que otros, humanos, gente normal, que es conservadora y teme perder lo ganado hasta ahora y a los que les infunden ese miedo que ellos si tienen por pertenecer a una élite que ansía conservar sus privilegios.
Y es un ejemplo que no significa que hay que votar a Podemos, el PSOE, IU, Ciudadanos o cualquier otra formación política.
El miedo al Estado Islámico, al neo imperialismo ruso de Putin o al constante intervencionismo militar estadounidense están justificados porque parte de la observación de sus actos y del análisis prácticamente universal compartido por todos. Pero no creo que el conservador deba asumir miedos que no son suyos sin saber quién se los ha desatado realmente.
Y por ahora lo dejo. Habéis tenido suerte que mis compañías vacacionales se despiertan y hay que desayunar...Otra vez.

Llanto y elegía por Baal y el futuro

Dicen que Baal murió a manos del dios de la Zarza y dicen que resucitó unos instantes, apenas unos días, cuando, cansados, macilentos y exánimes, un puñado de judíos se acordaron de él y le reconstruyeron en forma de becerro de oro para pedirles que les sacara de un imposible apuro.
Y dicen que, para huir de la ira del dios que quería matarle, se transformo en demonio.
Y así sobrevivió hasta que un puñado de locos furiosos en su avidez de sangre y fanáticos en aras de su dios falseado llenó ayer en Palmira su último templo de explosivos  y lo hizo volar por los aires y viajar para siempre a los infiernos.
¡Judíos del mundo!, pegad vuestros rostros al muro que sustenta lo que queda de ese pacto que hicisteis con el dios invisible y llorad por Baal. 
Porque si os matan al último rival cananita de aquel que es vuestro dios, os quitan la posibilidad de cambiar aquello que pensáis, de vivir diferente, de respetar a aquellos que no piensan igual, de convivir con los que colocan su fe o sus creencias en altares que no tienen que ver con el dios de la zarza.
¡Cristianos del mundo!, arrodillaros alrededor de los sagrarios donde descansa el cuerpo de quien vino a salvaros y rezad por Baal. 
Porque si os matan al último demonio perderéis la fuerza para defender el placer más allá del pecado, para cambiar de bando, para elegir la vida que queréis y responder por ella. Para elegir con libertad entre Dios y el infierno.
¡Musulmanes del mundo!, hincaros de rodillas y haced las abluciones que os presentan limpios ante el dios del desierto e implorad por Baal. 
Porque si os matan a un dios que no existía cuando apareció el vuestro os están arrebatando todas las palabras que os envió El Profeta, la posibilidad de que el mundo os acepte y de vivir en paz con los hermanos de Libro o cualquiera que piense diferente, que prefiera el jahannam al paraíso de docenas de huries. Os quitan todo vuestro futuro por matar un pasado en que supisteis convivir con los otros.
¡Laicos, ateos y agnósticos del mundo!, afinad vuestras voces, elevad vuestros brazos y gritad por Baal. 
Porque si os matan el mito os matan el pasado, os matan la posibilidad de comprenderlo y cambiarlo, asesinan la capacidad de llegar a entenderlo, mejorarlo, explicarlo. Os privan del intento de crear un futuro de lógica y razón, donde cada dios o cada ausencia de él sea solo de uno y no sea jamás obligación que sea impuesto a todos.
Y luego  recurrid a todas vuestras armas que son la historia, la conciencia, la razón, la piedad, la cultura, la misericordia, la solidaridad, la lógica, el respeto, la fe, la transigencia, la caridad, la ciencia y la cordura y todos, en formación cerrada, iniciad vuestra carga contra esos locos sangrientos e ignorantes del falso califato que ayer en un templo olvidado de Palmira mataron a Baal.

Fraude: un bofeton de realidad a las promesas del PP

El Partido Popular, en su afán con un cierto tufo antidemocrático -que no totalitario- de dejar atados y bien atados los presupuestos de 2016 para forzar al siguiente gobierno, sea suyo o no, a hacer lo que el quiere, ha dado una herramienta inestimable al  votante -incluido al de su propio partido- que no suele tener ante unos comicios: la realidad.
Por mas que prometa, por más que imprima millones de panfletos y folletos sobre su programa electoral y haga perder la voz a sus líderes en sus mítines ahí estarán los Presupuestos Generales del Estado para devolver con una caricia o un bofetón a la realidad a todos los que escuchan sus promesas.
Y eso le ocurre con su siempre jurada y prometida lucha contra el fraude fiscal.
Se llena la boca por pasiva de decir que van a luchar contra el fraude pero es mentira.
Y esa rotunda afirmación se basa no solo por la experiencia previa. Es decir, ya podían haberlo hecho durante los últimos cuatro años en lugar de dar amnistías fiscales a los grandes defraudadores y limitarse a perseguir sin tregua a los que dejamos de pagar 132,90 por una factura extranominal del ejercicio 2012 -que también está bien que lo hagan, todo sea dicho-. También está basada en la realidad de sus intenciones plasmadas en los Presupuestos Generales del Ministerio de Hacienda.
La Agencia Tributaria contará en 2016 con 9 millones y 671 personas menos para el funcionamiento de la institución según las magnas cuentas públicas para el año que viene. 
¿Así es como mejoran la lucha contra el fraude mas teniendo en cuenta que 75 de las doscientas plazas reducidas son de inspectores fiscales que se jubilan y no se renuevan?
El capítulo de ingresos es otra bofetada de realidad en el rostro ya bastante amoratado del votante del PP. No hay una sola previsión de incremento de ingresos por lucha contra el fraude, de hecho ese capítulo de ingresos se reduce como todos los años. Es decir se prevé recaudar por "prevención de fraude" menos que en 2014, que ya fue menos que 2013 y menos que 2012 y así desde casi el albor de los tiempos.
Y la prueba definitiva que la lucha contra el inmenso fraude fiscal no es una prioridad es que el presupuesto en ese campo sigue siendo cosmético. Es decir se presupuesta mucho menos de lo que se podría recaudar por ese concepto -dicho por los propios inspectores de Hacienda- para que al superarlo ya se pueda presentar como un éxito y se pueda dejar de emplear recursos en ellos.
De modo que la realidad de sus Presupuestos Generales vuelve a desmentir las promesas del Gobierno que busca la reelección.
No sé cuantas van ya pero los votantes del PP van a tener que despachurrar el presupuesto familiar en bistec para colocárselos en los ojos y bajar la hinchazón de todos los puñetazos que la realidad de las cuentas públicas del gobierno del PP está dando en sus esperanzas de regeneración de su partido.

Una rabiosa excepción a la pena de muerte.

No soy yo de los que cree que ejecutando a alguien por sus crímenes se arregle el problema del crimen en sí mismo. Pero como en todo hay excepciones.
Si acudes a un país a frenar la tragedia de la guerra, en nombre de la mayor agrupación de países de La Tierra, y te dedicas a emborracharte y violar mujeres, mereces morir. No ser licenciado con deshonor y un borrón en tu hoja de servicios militar. Mereces morir.
Si las Naciones Unidas te arman, te dan de comer, te equipan y te envían a la República Centroafricana para frenar décadas de sufrimiento, de sangría de luchas tribales y religiosas y tú usas tu arma para apuntar a una mujer y obligarla a quedarse quieta mientras la violas mereces morir. No pasarte el resto de tu vida entre barrotes. Mereces morir.
Si la ONU te concede contratos millonarios de transporte, te hace ganar dinero llevando a sus tropas a los lugares en los que se necesitan y tu permites que tus helicópteros transporten a jóvenes raptadas en la República del Congo para ser violadas durante semanas en tus bases de operaciones, mereces morir. No perder el contrato millonario  ni ir a la cárcel. Mereces morir.
Si ACNUR te encomienda la protección de un campo de refugiados que huyen de la violencia religiosa que enfrenta a milicias de fanáticos cristianos y musulmanes enloquecidos y vigilar los alimentos que allí llegan y tú traficas con ellos obligando a menores a realizar contigo prácticas sexuales a cambio de las raciones que les corresponden por derecho, mereces morir. No ser repatriado y procesado. Mereces morir.
Si te envían a paliar las consecuencias de un terremoto en Haití y violas niños, mereces morir, si recibes la misión de ayudar en una epidemia devastadora de ébola en Liberia y secuestras u abusas de niñas, mereces morir, si te hacen ir a Mali a combatir contra aquellos que lapidan y violan a niñas y mujeres y tú te dedicas a explotarlas sexualmente a cambio de comida, mereces morir
Sin paliativos, sin excusas, sin penas conmutadas, indultos ni apelaciones. Mereces morir. Seas ruandés, congoleño, ruso, fránces, nigeriano, estadounidense, austriaco, belga, búlgaro, checo, chipriota, Estonio, Bangladeshí, alemán, fines, griego, húngaro, irlandés, italiano, letón, británico, holandés o portugués, mereces morir.
Por todo el sufrimiento causado en lugar de evitado, por el descrédito que originas a todos aquellos que sí se están jugando la vida en sus misiones de paz, por privar a un continente entero de una de las pocas esperanzas de mejora que le quedan, por negar al futuro entero del planeta y de la humanidad una esperanza que no es posible sin que África y todos los países asolados por la guerra y la miseria salgan de esa situación, mereces morir.
Y si eres un alto cargo de la ONU y recibes los informes y las denuncias sobre esos hechos, los testimonios de otros millares de cascos azules que sí hacen aquello para lo que están en África y las investigaciones de ongs y gobiernos implicados y las metes en él último cajón de tu escritorio esperando a que pase la tormenta...
Mereces que se arme con un mauser de cerrojo cargado con un sola bala a todos y cada uno de los embajadores de esos países ante las Naciones Unidas, se te saque esposado al hall de su sede en Nueva York y se te ejecute sin más.
Por el bien del mundo en su conjunto.

domingo, agosto 23, 2015

Paige Turco o la necesaria conciencia de Occidente

Hay una serie televisa, de esas de ciencia ficción que anticipan un mundo destruido y terrible, llamada Los 100. 
No puedo dejarla de ver porque mi hijo se ha hecho con el control del mando a distancia y porque no puedo quitar los ojos de una de las protagonistas. Una tal Paige Turco que se me antoja que es como alguien que conozco hubiera podido ser.
Más allá de todas estas digresiones sentimentales, hay un capítulo en el que la moza en cuestión descubre que unos individuos, aquejados de una enfermedad, necesitan la sangre de otros, podres, incivilizados e incultos, para sobrevivir y han tomado la sabia decisión de encerrarles y realizar periódicas cosechas de su sangre que les dejan exhaustos y acaban por matarles.
"Lo necesitamos para sobrevivir, si no lo hacíamos moríamos" le dice un personaje algo arrepentido pero que intenta justificarse a cualquier precio y entonces es cuando hace esa pregunta que tanto nos gusta a los occidentales atlánticos: "¿qué otra cosa podíamos hacer?"
Y en ese mismo instante es cuando cuando Paige Turco se convierte en alguien necesaria y casi imprescindible para todo el Occidente Atlántico -y el guionista y JJ Abrahams, demos a cada cual su parte de mérito en el producto-. Con dos preguntas retóricas y definitivas, le da al compungido cosechador de sangre humana la respuesta que todos conocemos y no queremos escuchar
"¿Qué otra cosa podríais hacer?, ¿morir?"
Vale que es muy trágico y radical, como todo en los mundos distópicos de la ciencia ficción, pero el mensaje tendríamos que tatuarlo en nuestras mentes y sobre todo en nuestros corazones.
No es justo que carguemos a otros de sufrimiento para no experimentarlo nosotros, no es justo que explotemos a otros para vivir mejor, no es justo que ignoremos los derechos de los otros para mantener los nuestros, no es justo que defendamos exclusiones o discriminaciones porque nos vienen bien, no es justo que juguemos con los sentimientos de otros para mantener los nuestros a salvo, no es justo que ignoremos injusticias cometidas contra otros porque nos benefician...
Y todos lo sabemos. Pero cuando llega le momento nos refugiamos en la defensa de enroque de reina del "¿qué otra cosa puedo hacer?"
Podemos morir, metafóricamente hablando claro está. Podemos anteponer la justicia a nuestro provecho, la dignidad a la supervivencia y la ética al placer. 
Y si nos aburrimos, repasemos nuestras nociones de geopolítica o de sociología, nuestra vida laboral, social, familiar o afectiva y apuntemos cuántas veces no lo hemos hecho e imaginemos adonde nos va a llevar que sigamos sin hacerlo.
Y no lo digo yo. Lo dijeron Abraham, Jesucristo y Mahoma, lo dijeron Sidarta, Confucio y Sun Tzu, lo dijeron Bakunin, Engels y Ernesto Guevara, lo dijeron Adam Smith, Hume y John Stuart Mill, Lo dijeron Keneddy, Adenauer y Gorvachov...
Y lo dice Paige Turco.
Está dicho.

El mal tras el bien del fin de la exclusión sanitaria.

Ayer acababa un post sobre la atención sanitaria a inmigrantes con la frase: "Y los otros, los harán por oportunismo, por electoralismo, por reacción o por convicción. Pero por lo menos gobiernan, no se limitan a ejercer el poder". Hoy en principio me congratulo de que, a falta como quien dice de un suspiro para acabar la legislatura, nuestro gobierno también haya en apariencia decidido gobernar y anuncie que en septiembre sacará una norma en la que se regule la atención sanitaria a personasen situación irregular.
Para mi es obvio que la decisión es electoralista, para evitar esa sangría de sufragios que auguran las encuestas y que el Partido Popular pretende detener a cualquier precio.
Y a eso es a lo que voy, al precio.
Durante años los inquilinos de Moncloa nos han hablado del precio. Nos han dicho que no había dinero para hacer esa cobertura, que las cuentas dejaban de salir si se mantenía la asistencia sanitaria universal a los inmigrantes irregulares. Que si el déficit, que si el techo de gasto, que si tal y que si cual.
Y ahora, de repente, el dinero ha crecido en los árboles y ha volado desde ellos a las arcas públicas para que sea posible devolver esa atención sanitaria universal, ¿qué ha pasado?
¿Hay menos inmigrantes irregulares y costará menos?, no, de hecho hay más; ¿se ha aumentado el nivel de recaudación fiscal y eso permite sufragar la asistencia?, tampoco, de hecho ha decrecido, ¿ha habido un trabase de partidas presupuestarias desde otros ministerios a Sanidad en los nuevos Presupuestos Generales del Estado que le posibilitan hacer frente a este aumento del gasto?, va a ser que tampoco, en realidad el incremento de asignación presupuestaria es menor que en ejercicios anteriores.Entonces, ¿de donde sale el dinero? 
La respuesta es tan evidente que casi no merece siquiera ser tecleada. Siempre ha estado ahí. La atención a los inmigrantes irregulares era y es una parte ínfima del dinero que se gasta en Salud Pública y nunca fue preciso eliminarla. No era una necesidad, era una decisión ideológica.
Así que nos mintieron. No era producto de su liberalismo económico, era consecuencia de su españolismo fanático e irracional -o al menos de intentar contentar a la porción de su partido que mantiene en el odio y el desprecio a lo foráneo el fiel de la balanza de su nacionalismo español.
De modo que aunque la decisión sea materialmente positiva es intrínsecamente perversa por dos motivos.
Primero porque miente para ocultar sus verdaderas motivaciones. Jean Marie o Marine Le Pen lo hubieran dicho a las claras, Aurora Dorada lo hubiera gritado sin tapujos pero el gobierno del Partido Popular ha intentado ocultar su ideología bajo el paraguas de una necesidad económica, bajo el mítico "¿qué otra cosa puedo hacer?" Motivo más que suficiente para los que no le votaron sigan sin votarle y los que le votaron dejen de hacerlo por avergonzarse de su propia ideología.
Segundo porque sigue demostrando que el Partido Popular no se ha puesto a gobernar y sigue en su ejercicio puro del poder. Teniendo siempre posibilidad financiera de hacerlo no lo ha hecho cuando se lo exigía la presión social, cuando se lo reclamaba la lógica y la justicia.
Cuando los españoles le decían como querían gastar su dinero, él decidió que lo tenía que gastar en otra cosa y ahora hace lo mismo.
No hay dinero para responder a las exigencias sociales pero si lo hay para su campaña electoral para la reelección. Porque esa es la inversión que esta haciendo Mariano Rajoy. No en la Sanidad Universal, sino en su campaña electoral. Si creyera en ella nunca la hubiera eliminado
No hay mal que por bien no venga. Pero no conviene olvidar que sigue siendo un mal.

Lapidar al Islam y apedrear nuestro propio tejado

Se ha puesto muy de moda últimamente entre la supuesta intelectualidad laica y católica de este Occidente Atlántico nuestro una frase: "El Islam es incompatible con los Derechos Humanos". Por una vez están de acuerdo en algo. Y se quedan tan campantes. No sé si lo que esperan es que con esa afirmación se prohíba a los seres humanos seguir las suras de Mahoma y así se solucione el problema del yihadismo. Pero para mi se quedan cortos.
Aplicando sus argumentos y la falsa exégesis que hacen de El Corán yo podría decir que toda religión -sobre todo las tres monoteístas bíblicas- es incompatible con los Derechos Humanos. Eso duele , ¿no? 
Tranquilos, tranquilos, seguid leyendo. 
Decir que el judaísmo es compatible con los derechos humanos es simplemente no haberse leído el libro de los Números ni el Levítico. Se imponen castigos sangrientos, desde la lapidación hasta la amputación ritual, por adulterio, incesto y "crímenes" mucho más execrables como plantar distintos cultivos en la misma tierra, tocar piel de cerdo con las manos, mezclar tejidos en una sola prenda de vestir o trabajar en sábado. Acepta y potencia la esclavitud, castiga la homosexualidad y llama a tomar las armas para vengar con sangre las ofensas a Yahve. No parece demasiado compatible con los Derechos Humanos tal y como los conocemos.
Afirmar que el cristianismo es compatible con los Derechos Humanos es ignorar el versículo en el que Jesús de Nazaret afirma "no niego las antiguas leyes pues son de Dios" -o sea, acepta el Levítico, el catálogo de lindezas al que me refiero en el párrafo anterior-. Además de pasar por alto el "No he venido a traer la paz sino la espada", "El que no está conmigo está contra mi" y la carta de San Pablo a Timoteo en la que afirma que “Todos los que estén bajo el yugo de la esclavitud consideren a sus dueños como dignos de todo respeto, para que no se blasfeme del nombre de Dios y de la doctrina” o la Epístola a los Corintios en la que hace una pormenorizada descripción de como debe ser la vestimenta femenina para concluir con un tajante "la mujer ha de ir velada. Y si no se vela que se rape". Tampoco parece que los Derechos Humanos sean muy compatibles con todo ello.
Vamos, todo muy parecido al Islam. Al fin y al cabo ¿de donde creemos que sacó el bueno de Mahoma sus ideas?, ¿olvidamos que el islam es una pretendida evolución del cristianismo como el cristianismo lo es del judaísmo? 
Hay que refrescar un poco las clases de religión, que al Estado español le cuestan una pasta.
En este momento es cuando los falsos laicistas que confunden las cosas empezarían a gritar contra las religiones y pedir su prohibición cometiendo un error del tamaño de un continente pequeño porque todo lo que he escrito hasta ahora nada tiene que ver con las religiones a las que me refiero. Tiene que ver con otra cosa.
Las insufribles normas del Levítico, el exterminio de Filisteos, Nabateos y hurritas, la discriminación sistemática de los samaritanos o las guerras de religión iniciadas por el reino de Judá contra el mítico reino de Saba y su reina nada tienen que ver con la religión judía por mucho que se gritara Yahve Sebaot en las cargas de infanteria o se hicieran las purgas en nombre de Adonai.
Del mismo modo que la quema de la biblioteca de Alejandría, las cruzadas, El Alto Tribunal del Santo Oficio, la caza de brujas, las expulsiones de judíos y moriscos, las persecuciones y guerras contra los protestantes que asolaron Europa o los autos de fe y juicios de herejía contra científicos, filósofos y pensadores nada tienen que ver con el cristianismo aunque se gritara ¡Dios lo quiere! o Pro Chistro mientras se llevaban a cabo esas barbaries por los milites Christi.
Tiene que ver con la concepción primitiva del mundo y de la sociedad, con la visión medievalista del poder, la divinidad y el gobierno.Tiene que ver con el estadio evolutivo en el que se encuentran las gentes que las ponen o pusieron en práctica.
Y decir lo contrario es comparar a Salomón con Isaac Rabin, a Gregorio VII con el Papa Francisco y a Saladino con Osama bin Laden.
Así que, en realidad, lo que es incompatible con los Derechos Humanos es la teocracia que impone a sangre y fuego al pie de la letra unos preceptos surgidos hace dos mil años o más en sociedades como mucho medievales, sino paleolíticas, en las que el concepto de Derechos Humanos no existía.
Y la solución no es decir nada sobre la religión, sino contribuir a sacar a toda una zona del mundo de ese medievalismo para que su concepto de religión evolucione como lo ha hecho el nuestro. Todos sabemos cómo hacerlo la única pregunta es si nos conviene hacerlo por otros motivos que también todos tenemos en mente.
Porque decir lo contrario es decir que cristianismo, judaísmo y cualquier ideología está en contra de los Derechos humanos. Que aparte de las cruzadas y los autos de fe también existieron los gulags, no lo olvidemos.

sábado, agosto 22, 2015

Hobbes, los sin papeles y el poder sanitario

Desde que el ser humano piensa en términos de organización social, o sea desde que es humano, se ha establecido una dicotomía difícil de digerir: la lucha entre poder y gobierno.
Pues Don Mariano Rajoy, excelso Presidente del Gobierno español, está estos días aportando su granito de arena para que entendamos esa dicotomía. Y además lo hace con uno de esos asuntos que deben ser tan poco importantes que se puede jugar con ellos a voluntad: la Sanidad Pública y universal.
Desde la debacle electoral del PP en las elecciones autonómicas, Aragón, Cantabria, Valencia y Baleares, que cambiaron de signo político revirtieron la decisión del Gobierno de dejar sin atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles.
¿Cómo reacciona el Gobierno? La reacción basada en el concepto de gobierno hubiera sido la de convocar y sentar a la mesa a los representantes de esos gobiernos autonómicos y hablar. Hablar de costes, de competencias, de lo que se quisiera, como por ejemplo ha hecho con el tema de la reforma educativa -por lo menos en lo que a la reválida se refiere-. Pero el Ministerio de Sanidad y el Presidente del Gobierno tiran de reacción de poder: amenazan.
Esgrimen las competencias -o sea quien tiene poder para hacer según que cosa- y amenazan con sanciones y multas millonarias de la Unión Europea. No son falsas, esas multas pueden producirse pero lo que obvia el Gobierno es informar a los ciudadanos de que no son automáticas, de que tienen que partir de una denuncia de parte. Es decir, está amenazando con denunciar a los gobiernos autonómicos ante Bruselas.
Mariano Rajoy está dispuesto a afrontar multas multimillonarias -como el mismo reconoce- que probablemente superarán el gasto invertido en esa atención a los inmigrantes sin papeles con tal de enviar u mensaje único y sencillo: "Aquí mando yo".
Y contra Poder, Gobierno. La reacción de las autonomías que aún no habían expresado su intención al respecto es la contraria de la que se espera aquel que tira de amenaza de ejercicio de poder: Castilla-La Mancha, Extremadura -ambas gobernadas por el PSOE- y Madrid anuncian que también darán asistencia a los inmigrantes sin papeles acabando de esa forma con la política de la exclusión sanitaria.
¿Por qué? porque esos gobernantes si han entendido al parecer el concepto de gobierno -y una vez más mención especial merece Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid por el hecho de que se opone a su propio partido- Sí han entendido que una protesta social que lleva años en las calles tiene que ser escuchada. Que tener el poder para desoírla no implica necesariamente estar en la obligación de hacerlo.
Siete autonomías que se suman a otras tres, Andalucía, Euskadi y Catalunya que han toreado esa norma desde el principio, a las asociaciones médicas, a los colectivos de profesionales de la Sanidad Pública suman sin duda el sentir mayoritario de la población española, ¿por que entonces sigue empeñado en ese ejercicio de poder sin gobierno?, ¿en la amenaza y no en la negociación?
Las respuestas me parecen tristemente obvias
Primero porque gobierna para esa minoría de su partido y de su ideología que hace de la fuerza un valor en si mismo. Porque gobierna exclusivamente para ese españolismo de pacotilla que grita "los inmigrantes nos roban el trabajo", "España para los españoles". Porque es incapaz de aceptar que por mantener a ese elemento del Partido Popular que en realidad no es otra cosa que el radicalismo de derechas -sí señores, también hay una derecha radical-, está sufriendo una sangría hacia nuevas formaciones políticas que no conciben su nacionalismo español como un enfrentamiento contra lo extranjero.
Uno de esos tipos que antaño se paraban a pensar en esto del poder y el gobierno dijo: "El poder responde solamente ante la fuente de la que emana". Y esa frase de Hobbes es la respuesta más triste
Responde con poder en estado puro, sin ningún matiz de gobierno, porque no considera a los ciudadanos la fuente de su poder, porque es consciente de que en Sanidad -y en otros muchos asuntos- su poder emana de todo el entramado de intereses creados que le sufragan, a los que sirve y que necesitan que la Sanidad Pública no atienda a los sin papeles para que sea más rentable cuando metan las zarpas en ella.
Y los otros, los harán por oportunismo, por electoralismo, por reacción o por convicción. Pero por lo menos gobiernan, no se limitan a ejercer el poder.

viernes, agosto 21, 2015

Nociones básicas de maquillaje electoral universitario

Cuanto más se acercan las elecciones más tenemos que estar pendientes de las nuevas tendencias de maquillaje numérico que adopta la política española. Sobre todo el Gobierno.
Y parece ser que las primeras que se han puesto en marcha es en la Educación, concretamente en las becas universitarias. 
Tampoco es de extrañar, muchos de los becarios universitarios de primer año votarán por primera vez en estas elecciones.
Así que, tras la defenestración de Wert, cabeza visible de una reforma educativa aciaga y sin consenso que puso a la universidad en su contra -bueno, en realidad a toda la comunidad educativa-, el ministerio anuncia a bombo y platillo que este año los universitarios reciben 100 euros más que el año pasado en beca. No es mucho, pero es un esfuerzo como están las cosas. La sombra de ojos ha empezado a embadurnar los números.
Nadie duda del incremento pero en 2008 la media de cuantía de una beca universitaria era de 3.017 euros y este años de 2.166. Así que, en realidad, ese incremento sobre el año pasado tiene muy poca importancia porque anteriormente los becados universitarios habían perdido más de 700 euros en la cuantía de sus becas.
Como notan que con la sombra de ojos no basta, tiran de rimmel y carmín para continuar el maquillaje y el Ministerio defiende que las cifras no son equiparables porque no incluyen la matrícula universitaria y las que ofrecía al anterior gobierno sí. De nuevo parece plausible, pero de nuevo chirría algo, ¿por qué no suman los costes de matricula a sus cuentas y todos tan contentos?
Si lo hicieran de ese modo, la cuenta sería fácil hasta para alguien que hubiera estudiado bajo la Ley Wert. 
2.166 + 1.257 (coste medio de una matrícula universitaria) = 3.423 euros.
¡Un éxito total! ¡Más de cuatrocientos euros más que en 2008!, ¿o no?
Pues va a ser que no. Porque si incluyeran los costes de matrícula alguien podría darse cuenta de que los gastos de matriculación han crecido un 158% en la legislatura actual, es decir, son dos veces y media más caros que antes de que el PP entrara en el gobierno. Así que mejor no hablar de las matrículas.
Porque a un estudiante becado le puede dar igual que una matricula cueste 480 euros como en 2008 o 1.257 como en 2014 porque al fin y al cabo no la paga. Pero a los que no tienen beca sí les importa y esos también votan.
Y además como hay cosas que no se pueden maquillar es mejor ocultarlas directamente. Como el hecho de que la financiación autonómica sufrió una reducción de 1.082 millones de euros en el año 2013 respecto a 2010 -recordemos que los gobiernos autónomos estaban mayoritariamente en manos del PP-  o que la cuantía de los precios públicos que tienen que costear los propios estudiantes se incrementó en 422 millones, un 36%  más, en el mismo periodo.
O incluso que en dos años la universidad pública española ha perdido 45.000 alumnos que, a menos que de repente la sociedad española haya cambiado radicalmente en su forma de concebir la educación, está bastante relacionado con esos números y el coste económico que ahora supone para las familias enviar un vástago a la universidad.
Algo que no tiene maquillaje posible ni aunque seas accionista mayoritario de Max Factor.

El Supremo israeli o el sacrificio de no ser como ellos

El abogado Mohamed Alan, de 31 años, es militante de la Yihad Islámica en Nablús (Cisjordania). Todos sabemos que la Yihad Islámica es un grupo de terrorismo yihadista sangriento que hace atentados, todos sabemos que si militas en un grupo así es que eres como ellos, todos sabemos que lo más probable es que haya participado en la comisión, organización o proyección de algún atentado.
Todo eso es lo que sabemos. Y nada de eso es importante.
No es importante porque no lo hemos probado. No es importante porque Mohamed Alan estaba detenido administrativamente en un arresto que "podía prolongarse indefinidamente sin intervención judicial"o lo que es lo mismo nadie le había comunicado cargo alguno, nadie le había facilitado un abogado, nadie había fijado fecha para su juicio ni había aportado prueba alguna de todo eso que todos sabemos pero que se nos pasó por alto demostrar.
Así que Mohamed Alan saldrá libre tras su huelga de hambre porque el Tribunal Supremo de Israel, primer órgano judicial israelí que se pronuncia sobre su detención así lo ha decidido.
Y los hay que estarán de acuerdo con el ala más dura del gobierno y la sociedad israelí que piensa que eso es "una claudicación ante el terrorismo". Pero no porque nadie a sentenciado que Alan es un terrorista. O que la decisión del Supremo israelí "da un arma a los terroristas para extorsionar al Estado". Pero tampoco. Lo que ha dado un arma a los terroristas para extorsionar al Estado es el decreto que autorizó la prisión administrativa indefinida porque si se retiene a alguien sin juicio -más allá de un límite razonable, que se cuenta en horas no en años- se deja de ser un estado y se actúa como un grupo terrorista yihadista. Se deja de ser Israel y te trasformas en la Yihad islámica.
Y los hay que van más lejos y que dicen "la Yihad islámica no respeta los derechos humanos ni la ley así que sus militantes no tienen derecho a reclamarlos". Y se confundirán en ese falso silogismo porque si la Yihad Islámica es perseguida por atentar contra los derechos humanos, por definición, el Estado de Israel deberá ser perseguido por idéntico motivo y la única manera de escapar de ello es que no los incumpla.
Y los hay que mantienen que "es la única manera de vencer al terrorismo". Pero también se equivocan porque hacer mártires refuerza el terrorismo, sobre todo el yihadista, así que en realidad seguir así es la única manera de asegurarnos que ya hemos perdido.
E incluso los habrá que digan que todo esto es una defensa del terrorismo, el yihadismo o la violencia. Y por supuesto estarán radicalmente equivocados.
Porque lo único que se defiende es que no podrán la Yihad Islámica no podrá vencer. que por más que nos intimiden no nos harán actuar como ellos, por más que nos ataquen no nos harán pensar como ellos. Por más sangre que nos cueste no somos como ellos.
Tal como yo lo veo cualquiera que defienda por el motivo que sea la detención administrativa indefinida en Israel y critique la decisión del Tribunal Supremo de excarcelar a Mohamed Alan es amigo o por lo menos aliado inconsciente de la Yihad Islámica. Ya se ha rendido. Ya ha perdido la guerra contra el terrorismo.
Porque el comienzo del fin para el terrorismo, el yihadismo y toda locura fanática y sangrienta consiste en darse y lograr que el mundo se de cuenta de que, por más que lo intenten o que nos hagan sufrir, como diría el califa de otros tiempos, nosotros "nada tenemos que ver con esa gente".

Dimisión de Tsipras y auténticos radicales europeos

Dicen los analistas que tenía que pasar, que la dimisión de Alexis Tsipras y la convocatoria de elecciones legislativas en Grecia era algo inevitable. Se nota que no se fijan demasiado en España.
Los habrá que hoy estarán dando palmas con las orejas porque esta dimisión es la caída de lo que ellos denominan "la izquierda radical" en Grecia. Pero todos esos voceros hoy felices, desde el ABC hasta La Razón, no se dan cuenta o no quieren que nos demos cuenta de que la dimisión de Tsipras es en realidad su derrota.
La derrota de todos los que afirman que cualquier partido que no acepta las condiciones de la economía liberal capitalista de mercado es un partido totalitario. Porque Tsipras ha perdido apoyos y ha convocado elecciones, no ha disuelto el parlamento y declarado el Estado de Excepción.
El fracaso de todos los que mantienen que los partidos surgidos de la indignación popular, esos que llaman de la "izquierda radical", impondrán por la fuerza su forma de ver el mundo e iniciarán un proceso de purgas estalinistas. Porque cuando Tsipras ha tenido que hacer algo importante ha hecho un referéndum, ha dejado hablar a sus ciudadanos y ahora les pregunta si quieren que siga gobernando no da un Golpe de Estado.
La constatación de la mentira que suponía y supone lo que ellos mantienen para alentar el miedo de aquellos que solamente saben usar esa palanca para sus decisiones políticas. Eso de que si se vota a esos partidos "será la última vez que se vote en libertad". 
Porque los griegos votaron a Syriza y van a volver a votar en libertad.
Así que la dimisión y convocatoria de elecciones en Grecia es una derrota de la ideología que mantiene que se puede establecer un nuevo sistema económico más allá del capitalismo liberal y la deuda apalancada, eso es cierto. Pero es una derrota que transforma a sus más acérrimos enemigos en radicales. No en liberales, conservadores, constitucionalistas, europeistas o como quieran llamarse para disimular su verdadera naturaleza.
Les transforma tan solo en radicales.
Porque ellos son los que han usado un pueblo entero de rehén y han chantajeado a un gobierno legítimo con su hambre y su miseria para forzarle a abandonar un poder que sus ciudadanos le habían otorgado para hacer algo que a ellos les venía mal, porque ellos son los que consideran "inaceptable", "peligroso" o "insultante" el acto más puro de democracia como es un referéndum, porque ellos son los que han privado a un país de su soberanía para lograr imponer su forma de entender la economía y la política,.
Porque ellos son los que han faltado a sus promesas electorales desde el primer día y no han dimitido, los que han actuado en contra del programa electoral que se convirtió en mandato popular al ganar los comicios y no han convocado elecciones.
Porque Syriza, Tsipras y lo que ellos llaman la izquierda radical ya han demostrado hoy, en el momento en el que peor les venía, que son demócratas. Ellos todavía no.

jueves, agosto 20, 2015

Rescate griego: mentira, mentira, mentira cochina

Sé que las cañas, el calor, la playita y las vacaciones hacen más difícil la capacidad de atención sobre temas tan arduos como la deuda griega. Pero como tiendo a madrugar, tengo un portátil -que no es mío, por cierto- y mi partenaire vacacional tiende a despertarse tarde -muy tarde-, la habéis cagaó. Otra de rescate griego al canto.
Esta va de mentiras.
"A Europa tendrá que aportar 86.000 millones más para el rescate griego".
Mentira: Los estados europeos no aportarán ni un solo céntimo más, no harán ni una sola aportación extraordinaria para ese rescate. EL dinero saldrá del Mede, (Mecanismo de Estabilidad), que todos los años recibe una aportación presupuestaria obligatoria de cada estado -haya rescates o no- y cuyo saldo actual es de 455.000 millones de euros.
"Los principales prestamistas de Atenas serán la Comisión Europea y el Banco Central Europeo"
Mentira. La Comisión Europea no aportará ni un duro de su presupuesto. Será el Mede. El Banco Central Europeo tiene prohibido por ley prestar a los estados. Lo que hará será avalar créditos bancarios de entidades privadas -alemanas y francesas fundamentalmente- o compra de duda pública griega por entidades privadas. Vamos, lo mismo que ha desatado este fiasco.
"El Fondo Monetario Internacional no aportará nuevas cantidades hasta que considere viable la gestión de la deuda griega".
Mentira. El FMI no va a aportar ni un céntimo más bajo ninguna circunstancia. Lo único que hará es dejar de retener los más de 25.000 millones del segundo rescate que se negó a aportar ilegalmente y que hubieran hecho innecesario este tercer rescate.
"El dinero del tercer rescate va destinado a evitar el colapso de la economía griega, fomentar la inversión y el empleo".
Mentira. De los primeros 26.000 millones Atenas está obligada a pagar 7.000 millones al FMI y 3.500 millones al BCE. Diez mil se usarán para la recapitalización bancaria y otros 13.000 para hacer frente a vencimientos de deudas con los bancos privados alemanes, franceses y holandeses, pensiones y pago de salarios de los funcionarios públicos.
De modo que solo quedan 3.000 para destinar realmente a los griegos.
"Los 50.000 millones del fondo de privatizaciones -que ha impuesto Europa por insistencia de Alemania- están destinados a mejorar la economía y crear riqueza en Grecia".
Mentira. El 50% del fondo (25.000 millones) se destinará de nuevo a recapitalizar al sistema bancario heleno - que una vez saneado se privatizará-,  el 25% (12.500 millones) se dedicará al pago de la deuda y solo el otro 25% (12.500 millones) se dedicará a la productividad y el crecimiento, es decir, a generar empleo.
O sea que al final del proceso Grecia estará igual si no peor que ahora y deberá más dinero porque tendrá que devolver capital e intereses de un préstamo realizado exclusivamente para pagar otros préstamos.
¿Comprendemos ahora porque su gobierno quería salirse de ese ciclo?
Y ahora voy a ponerme en remojo.

Carmena y Cifuentes: ¿la política del "Y yo más"?

No se me pongan de uñas ni los unos ni los otros pero voy a decir algo.
La dicotomía entre Manuela Carmena y Cristina Cifuentes es una de las pocas cosas buenas que la ha pasado a Madrid en los últimos tiempos.
Me explico para que los ladradores de una y otra jauría dejen de hacerlo antes de empezar.
Más allá de sus ideologías, ambas políticas parecen haber entendido lo que es la política, lo que es la lucha entre administraciones, lo que es pensar en los administrados. Asumen una forma muy anglosajona de enfrentarse políticamente: en beneficio del ciudadano.
El ejemplo perfecto es el Recinto Ferial madrileño. El Ifema.
Carmena se carga al representante municipal, Álvarez del Manzano, un viejo mastodonte del PP, otrora alcalde pasivo de Madrid. Es lo más que puede hacer dentro de su ámbito de gobierno.
Cifuentes recoge el guante y en lugar de protestar, de buscar alguien de Ahora de Madrid o de Podemos a quien cesar o de emitir una nota de prensa en la que se detallen agravios comparativos -o sea, lo que viene siendo el tradicional "Y tú más" de la política española- decide eliminar todos los cargos públicos remunerados del Ifema. 
Carmena elimina un dinosaurio. Cifuentes se carga todo el mosozoico de un plumazo. Y esa es la competencia entre administraciones que beneficia al ciudadano. 
Y lo siento por todos aquellos que no saben ver su ideología ni definirla más allá del enfrentamiento. Por todos los productos patrios, que son muchos, que solo pueden ver la paja en el ojo ajeno, que intentan tapar los errores de sus formaciones políticas buscando los de otros o que creen que es una justificación a la incapacidad de sus dirigentes una incapacidad similar en los del bando contrario.
Ese ya no es el "Y tú más", es el "Y yo también" o incluso el "Y yo más" que el elector espera. La competencia entre administraciones en beneficio del administrado.
 No me esperaba yo esta apertura de la partida política en Madrid por ninguna de ambas. No de Carmena por su supuesta inexperiencia política, no de Cifuentes porque aún la recuerdo en su pose de tuitera difundidora de pruebas contra Alfon y de solicitadora del recorte de las libertades de asociación, reunión y manifestación en beneficio de los horarios comerciales. Y a lo mejor soy muy optimista y esto es algo puntual, una casualidad que parece causal y, por supuesto, eso no hace que vaya a estar de acuerdo con todo lo que haga Carmena ni con todo lo que haga Cifuentes.
Pero es una forma de hacer política que me gusta. La política del "Y yo más".

Churchill, PP y el consevador sin nada que conservar

Según el relato de su vida hecho por Sebastian Haffner, no la Wikipedia, Winston Leonard Spencer Churchill, Sir Winston para los amigos, dijo en una conversación privada: "tiene su lógica, mirad como esta Londres. Soy conservador y ahora mismo hay mucho que construir y poco que conservar" cuando perdió las elecciones de 1945. Esa frase del famoso premier británico resume la situación a la que ha llevado el Partido Popular esta legislatura al conservadurismo español. Sir Winston Churchill tenía la explicación de una guerra mundial de seis años pero los actuales inquilinos de Moncloa solo pueden dar de excusa su propia incompetencia.
Porque un conservador quiere conservar algo pero ¿que ha dejado el PP que se pueda conservar en España?
Para un conservador se puede sacrificar los salarios para conservar el nivel de empleo o incluso a la inversa pero el PP ha conseguido la tasa de desempleo -maquillajes al margen- más alta del último cuarto de siglo y el nivel de renta más bajo de la última década. Nada que conservar.
Se pueden aumentar los impuestos para mejorar el nivel de infraestructuras y de servicios pero las huestes de Génova han reducido a mínimos históricos la inversión en infraestructuras, han desmantelado los servicios públicos y han aumentado los impuestos todo a la vez. Nada que conservar.
A un conservador se le puede convencer para renunciar al gasto público en bienestar a cambio del impulso a la actividad privada como forma de generar riqueza. Pero nuestros actuales gobernantes han ahondado en la privatización de sectores clave y las empresas siguen destruyéndose a docenas por día. Nada que conservar
Sacrificar cultura por conservar actividad productiva, salarios por pensiones, se han congelados los sueldos y se ha metido la mano en la caja de las pensiones al tiempo que se congelaban, progreso a cambio de estabilidad, cada vez estamos más altos en la lista mundial de miseria y de conflictividad social al mismo tiempo -lo cual siempre es lógico, aunque los conservadores lo nieguen-. Nada que conservar.
Un conservador está incluso dispuesto a perder libertades personales en favor de su seguridad y el orden como forma de lograr el progreso económico pero el Partido Popular ha retraído las libertades ciudadanas sin que eso signifique defensa alguna contra las verdaderas amenazas a nuestra seguridad que ahora son externas.
En Resumen, un conservador necesita algo que conserva y el Partido Popular le ha quitado todo lo que conservar. Nada salvo la corrupción, la opacidad gubernamental
Por eso vuelve con los conceptos abstractos para compensar todas la realidades físicas y cotidianas que su gestión os ha hecho perder. La unidad de España, el miedo al comunismo estatalista muerto y enterrado hace lustros, la moral cristiana, el prestigio internacional y demás decoraciones ideológicas
¿Resultado? el potencial electorado popular ha quedado constreñido a un núcleo con un perfil ideológicamente cada vez más a la derecha (ha pasado del 6 al 6,5 en la escala de 0-10), más envejecido (el 52% tiene más de 55 años) y sin actividad laboral remunerada (el 62% está jubilado, parado, trabaja en el hogar o es estudiante).
Por eso tiene que buscar nuevas cosas que conservar: "os quitarán la casa, la libertad", dicen de Podemos, "os quitarán la nación", de Compromis y los partidos soberanistas, "os quitaran la estabilidad", dicen de todo aquellos que no sean ellos.
Una guerra mundial, dos años de bombardeos ininterrumpidos, toda la maquinaria productiva puesta al servicio de la supervivencia bélica y dos millones de muertos son justificación más que suficiente para dejar un país sin nada que conservar como dijo Winston Churchill
¿Qué explicación puede dar el Partido Popular a su electorado?, ¿la reducción de un déficit que no se ha reducido y solo se ha maquillado?
Sinceramente, poca lucidez y poco pensamiento autónomo hay que tener si esa excusa le resulta suficiente al votante conservador.

miércoles, agosto 19, 2015

Matisyahu y la estupidez elevada a la sexta potencia

A ver si consigo explicarme.
No he escuchado una sola canción ni traducido una sola letra del tal Matisyahu pero me parece una estupidez de proporciones épicas que se cancele su actuación en el festival de Benicasim. Y lo que es peor, me parece una muestra del más absoluto desprecio por la cultura, los valores democráticos y lo que es más grave me parece un ataque frontal a la libertad porque si un gobierno no es quien para exigir una declaración política a nadie mucho menos lo es la organización de un festival musical: ¿quien se han creído que son los comisarios políticos de la antigua DDR?
Y las estupideces se suceden en cadena
La primera porque todas exigencias parten de hacer caso a una iniciativa de boicot supongo que salida de Internet. Así que no se trata de una cuestión de principios, sino de una decisión basada en el miedo de no vender entradas, no ganar dinero y no obtener beneficios. Algo que nada tiene que ver con la situación de la guerra en Israel y Palestina.
La segunda estupidez viene de los organizadores del boicot BDS País Valencià (Boicot, Desinversiones y Sanciones). El tal Matisyahu es estadounidense, paga sus impuestos en Estados Unidos y hace ganar dinero a una discográfica estadounidense. 
De modo que el Gobierno de Netanyahu no está afectado por el boicot, No supone ninguna desinversión en Israel y por supuesto no busca ninguna sanción para el estado israelí salvo en el caso de que el cantante done todas sus ganancias para la construcción de asentamientos ilegales en la franja de gaza o que la hija de Barack Obama sea acérrima seguidora del cantante y consiga convencer a su padre de que modifique toda su política en Oriente Medio para poder escuchar su actuación vía satélite en Benicasim. Hipótesis harto improbables, me temo.
La tercera estupidez es que Compromis, Podemos e IU se metan en ese carro. Porque ni Compromis ni ninguna otra fuerza política debería defender algo que está frontalmente en contra de nuestra constitución como exigir a alguien que se pronuncie sobre sus creencias o su ideología con presiones u amenazas. Como no estaban de acuerdo cuando el gobierno del PP de Aznar exigía a todo el mundo a diestro y siniestro que firmara o hiciera de palabra declaraciones contra el terrorismo y el independentismo vasco. ¿es que han perdido la memoria?
La cuarta estupidez parte del Gobierno de este país. El Ministerio de Asuntos Exteriores puede intervenir para deplorar el asunto, incluso para mediar pero no para decir que la decisión tiene "tintes antisemitas". A Matisyahu se le aparta por ser sionista -no hay derecho a hacerlo, pero es por ese motivo- , no por ser de raza hebrea ni por ser de religión judía, sino por defender la ideología sionista que mantienen los gobernantes de Israel. El antisemitismo no tiene nada que ver en esto aunque el Partido Popular lleve embarcado en una estrategia absurda de demostrar el totalitarismo de la nueva izquierda española comparándola con los nazis.
Y la quinta estupidez la cometen todas las asociaciones sionistas, de defensa de Israel o como quieran llamarse que se quejan y "se opone al boicot cultural en cualquiera de sus formas por considerarlo un atentado contra la libertad de expresión artística". Si eso fuera cierto no exigirán la retirada de discos de raperos neonazis alemanes y austriacos o de grupos de Hard Metal estadounidenses por sus letras contra el "poder judío" o incluso el boicot a libros de escritores tan reputados como Gunter Grass bajo la acusación de antisemitismo ¿no es eso un boicot cultural en cualquiera de sus formas?, ¿no es eso un atentado contra la expresión artística?, ¿también han perdido la memoria?
Y para rematar la media docena de estupideces que se han agrupado en este asunto entra en escena la embajada de Israel en España. Matisyahu es un ciudadano estadounidense y la diplomacia de este país, tan proclive a intervenir en favor de sus ciudadanos allende sus fronteras tengan razón o no, está más callada que una Madre Superiora en un burdel. La embajada de Israel no tiene nada que ver con Matisyahu aunque sea hebreo, aunque sea judío de religión. Ella representa los intereses de un país, no de una religión ni de una raza. A menos, claro está, que acepte la condición de teocrático del gobierno al que representa.
Así que al final todo este asunto del concierto de Matisyahu en el Festival de Benicasim es una estupidez. No sé si me he explicado con la suficiente claridad.

El trust criminal y esos maestros cómplices.

Hay días que no se da abasto en esto de la realidad.
No se han apagado los ecos de como se ha desmoronado en Valencia el innombrable intento de la política de intercambio de riqueza por evangelización cuando descubrimos que algunas de las dramatis personae de ese dantesco espectáculo han rizado el rizo de la avaricia criminal en Madrid.
No es que no se supiera que Alfedel estuviera implicada hasta el cuello en Púnica a través de los tristemente famosos CIS educativos en la comunidad de Madrid.
Pero ahora resulta que su administrador no solamente pagaba comisiones a los políticos para asegurar las concesiones, sino que cobraba comisiones a las cooperativas de profesores para "garantizarles" la explotación de esa concesión.
Un plan perfecto. Como si de un trust corporativo se tratase, obtengo beneficios de ambas martes, controlo toda la cadena productiva. Sacando dinero de todas partes y manteniendo toda la licitación bajo control.
Comisiones de un millón de euros por asegurar que el ayuntamiento liberaría suelo y que el gobierno autonómico les concedería el concierto. Un millón de euros por saltarse la democracia, la transparencia administrativa y la ley a la torera.
Y, aunque lo siento, tengo que decirlo. Las cooperativas de profesores son tan culpables como el testaferro de la trama Púnica. Me da igual que fueran cooperativas para educación religiosa, que siguieran el manual de la Institución Libre de Enseñanza o que se organizaran como una comuna anarco-sindicalista.
Ni lo sé ni me importa. Son cómplices de un delito cometido contra la democracia de este país, contra su educación y contra el futuro de los niños a los que pretendían enseñar. Perdón, rectifico, son colaboradores necesarios de ese delito.
¡Son profesores y maestros, por el amor del dios en quien no creo! ¿ese es el ejemplo que van a dar a sus alumnos?, ¿esa es la base ética sobra la que van a establecer sus principios educativos?, ¿estafar, robar y manipular la ley para lograr tus objetivos?.
Espero que nadie se atreva a presentarlos como víctimas engañadas porque era su obligación saber que estaban cometiendo un delito. Y espero que los que defienden la educación pública, el fin de la corrupción y la transparencia administrativa les señalen con el dedo y les digan "no sois de los nuestros". Conozco a muchos de ellos y sé que lo harán, por mucho que les duela a su sentido corporativo sé que lo harán porque saben que la justicia es justicia para todos. Por eso confío en ellos para que eduquen el futuro que nos dejen.


Misiles o complejos de cachorro y de hijo rechazado

Nada que no aprendemos
O para ser más exactos que los inquilinos que viven en Moncloa no se dan por aludidos de sus errores pretéritos.
Alguien piensa que la frontera turca está en riesgo a causa de la locura furiosa del yihadismo medieval de El Califato. Bien pensado. Y concluye que como si algo no les falta a esos enfermos de odio sangriento es armamento podrían emprenderla a misilazos con las poblaciones fronterizas como ya hacen otros locos asesinos en Israel. Sabia conclusión.
Esos "alguienes" -¿se puede expresar así? son Estados Unidos y Alemania que desplazan sus a la zona baterías de misiles anti misiles Patriot. Hasta ahí bien.
Pero entonces alguien piensa que puede sumarse al carro. El Gobierno Español.
Su economía está hundida, sus gastos militares al límite pero ellos piensan que es una ocasión pintiparada para poder mejorar la imagen internacional de la nación. La famosa Marca España que se usa de excusa para todo.
Tiran de ese complejo de cachorro en adiestramiento que los gobiernos conservadores de este país tienen hacia los gobernantes de las potencias internacionales cogen nuestra única batería de misiles Patriot y la desplazan con su dotación a Turquía en la van esperanza de que Obama y Merkel acaricien la cabeza de Rajoy y le digan: "buen perro, has ladrado fuerte y defendido bien el jardín trasero, te mereces un premio".
Pero hay un problema. Solo tenemos una y no vamos a dejar España desprotegida ante la más que factible posibilidad de que los portugueses, franceses, marroquíes y andorranos firmen una entente aciaga que intente barrer las provincias española con misiles Kasan de corto alcance. Así que compramos por 41 millones de euros otra -de segunda mano, eso sí- y solucionado. 
Da igual que estemos con el agua al cuello. Ya se recortará en otra cosa. Que el prestigio es lo importante.
Rajoy y su gobierno, presos de un ataque del síndrome del hijo desdeñado, sacan pecho y buscan una foto como la otra, como la mítica de Las Azores, para enseñársela a ese padre que se encuentra molesto con ellos, que saben que les considera  un fracaso porque no han alcanzado las expectativas que tenía para ellos y se han salido del plan vital que diseño para ellos. Buscan esa instantánea junto a los poderosos que puedan enseñar en la próxima cena familiar para poder decir: "Ves papá. Soy un gran chico, soy un triunfador, me codeo con los poderosos y me tienen en cuenta" y ganar ese reconocimiento paterno que ya nunca tendrán.
Entonces, ¡catastrófica desdicha!, Obama y Merkel, que ni crían cachorros ni comparten gabinete psicológico sanador de complejos alguno, deciden por sus propios motivos retirar sus baterías de misiles de Turquía y claro no avisan al pequeño cachorro ni al hijo que busca el reconocimiento de papá.
Y así nuestro gobierno dilapida 41 millones de euros y el prestigio internacional que no tenemos en algo muy nuestro. Anteponer la imagen, lo que piensan los demás de nosotros, a lo que debemos hacer. Buscar por activa y por pasiva el reconocimiento de aquellos que nunca nos lo van y despreciar en el proceso las necesidades de aquellos que nos lo concederían sin reparos si hiciéramos lo que debemos hacer. Crearnos un perfil virtual con las piernas de otra, los bíceps de otro y las mente de otro para que todo el mundo nos de favoritos y me gusta y poder fingir ante el mundo que somos mucho más de lo que somos
En fin, vivir para la foto.

Lo pensado y lo escrito

Real Time Analytics