jueves, marzo 19, 2015

Que lo sepan del padre.


En las Termophilas, Trescientos espartanos acudieron a cerrar el paso por el honor y la gloria pero 7.000 tespios, lacedemonios, locros y focenses lo hicieron para evitar que la muerte y la sangre llegara hasta sus casas, sus hijos y sus hijas.
Y en Troya, en Dunquerque, en Azincourt, Hafleur, La línea Maginot, Normandía, Bailen, Salamina, Lepanto, Tesino, Trasimeno, Montecasino, Las Ardenas, Verdún, Numancia, Estalingrado, Las Navas de Tolosa, Marathón, Banockburn, el puerto del Callao y otros tantos lugares al cabo de las eras y  al correr de los siglos puede que un puñado de reyes, generales y líderes lucharan por la gloria, la fama y la victoria. Pero miles de millones de hombres fueron a esos lugares a matar o morir para alejar la guerra de sus hijos e hijas.
Y en el lento transcurso de todos estos siglos, doblaron el espinazo durante catorce horas diarias, bajaron a la mina otras tantas sabiendo que tan solo la vida y el grisú les darían cuatro o cinco décadas para poder hacerlo y trabajaron por sueldos miserables jornadas de quince horas de lunes a domingo para que sus hijos tuvieran algo que llevarse a la boca, vestido que ponerse y techo que cubriera sus sueños.
Y arriesgaron la vida y la perdieron contra reyes y nobles, contra cargas y ejércitos, para lograr que sus hijos no vivieran pegados a la tierra como siervos sin poder cambiarse de morada, que sus hijas no pasaran la rabia y la vergüenza de una primera noche de casada celebrada con el cruel derecho de pernada.
Y vertieron su sangre para que las espaldas de sus hijos e hijas no sufrieran el látigo que sintieron sus pieles, no fueran compradas y vendidos y arrancados por siempre de sus vidas como lo fueron ellos.
Y arriesgaron su pan, su carne y su trabajo para lograr que sus hijos e hijas trabajaran tan solo diez y luego ocho horas, para que sus hijas recibieran un sueldo que no fuera tan solo un complemento a lo poco que ya ganaban sus maridos, para que sus niños no tuvieran que perder la niñez trabajando en las fábricas.
Y sacrificaron el verlos cada día por darles de comer, el acunarlos cada noche por lograr su sustento, el ver como crecían por encontrar lugares, tierras y países donde pudieran por fin hacerlo en libertad.
Y se vistieron de carne de cañón para que las balas no hirieran a sus niños, se alejaron a guardar las fronteras para que el miedo, la muerte y la tristeza no llegaran a las casas y las habitaciones donde sus hijos e hijas jugaban a la guerra en la que ellos morían.
Y murieron a cientos, a miles, a millones De pobreza, cansancio, vejez y un interminable reguero de conflictos y guerras intentando, quizás equivocados, quizás con toda la certeza que crea la verdad, que sus hijos e hijas no tuvieran que vivir ni morir como lo hacían ellos.
A lo largo del tiempo, la historia y el recuerdo, miles de millones de hombres, de padres, hicieron lo que hicieron, mataron y murieron, se alzaron y lucharon, resistieron y trabajaron, lloraron y sangraron, por amor a sus hijos.
Aunque nunca les dieran de mamar, les parieran ni supieran cambiarles los pañales.
Que, ¿a qué viene toda esta diatriba en este día?
Por si a alguno o alguna se le ocurre -que se le ocurrirá- hablar del pérfido patriarcado antes de que se acabe la jornada.
¡Que a nosotros, los padres, no nos da por tocar los ovarios el Día de la Madre!
¡Feliz Día del Padre a todos, vivos o muertos, que han intentado serlo como mejor pudieron o supieron!

No hay comentarios:

Etiquetas

actualidad (1293) sociedad (714) España (694) noticias (610) pensamiento (576) política (440) Gobierno (300) internacional (287) Partido Popular (227) recortes (226) crisis (210) economía (168) educación (157) democracia (141) terrorismo (123) igualdad (120) europa (116) justicia (114) corrupción (101) sanidad (98) Indignados (96) feminismo (92) salud (91) elecciones (87) personal (83) noticias iglesia (73) reforma laboral (73) Madrid (72) ciudadanía (70) mundo árabe (64) El occidente Incólume (63) yihadismo (62) PSOE (52) ETA (51) humor (51) literatura (50) maltrato (50) Euskadi (49) vida (48) bancos (47) huelga general (45) religión (44) empresa (43) futuro (43) Israel (42) guerra (41) Wert (40) represion (36) rescate bancario (36) relatos (35) Esperanza Aguirre (34) poesía (34) amor (33) historia (32) islamofobia (32) Cospedal (31) comunicación (31) soberanismo (30) Palestina (29) universidad (29) Podemos (28) AVT (27) Estados Unidos (27) Islam (27) Castilla La Mancha (26) Comunitat Valenciana (26) laicismo (26) Grecia (23) constitución (22) cristianofobia (21) Siria (20) desahucios (20) Aralar (19) Irán (19) egipto (19) Francia (18) 15M (17) China (17) Pablo Iglesias (17) actualidad Africa (17) Catalunya (16) pensiones (16) generación nini (15) Africa (14) antisemitismo (14) Irak (13) Ratzinger (13) Rusia (13) Telemadrid (12) policía (12) PNV (10) aborto (10) Berlusconi (9) Internet (9) Obama (9) Sarkozy (9) negociacion colectiva (9) túnez (9) ciencia (8) damasco (8) periodismo (8) televisión (8) 11M (7) Bildu (7) Castilla León (7) Ciudadanos (7) Dependencia (7) Manuela Carmena (7) Merkel (7) Oriente (7) fascismo (7) italia (7) monarquía (7) wikileaks (7) 11S (6) Chávez (6) Jordania (6) Libia (6) Madres de Montserrat (6) Papa Francisco (6) ciberguerra (6) infancia (6) latinoamérica (6) novela cyberpunk (6) sexo (6) venezuela (6) Brasil (5) arte (5) funcionarios (5) Excelencia (4) bioética (4) cine (4) ecologismo (4) energía nuclear (4) racismo (4) Asia (3) Cuba (3) Galicia (3) George Bush (3) Haití (3) Ucrania (3) Vivienda (3) Xunta de Galicia (3) argentina (3) controladores (3) Apartheid (2) Hungría (2) India (2) Irlanda (2) Japón (2) Turquía (2) Viajes (2) música (2) Andalucía (1) Arabia Saudí (1) Balcanes (1) Corea (1) Darai Lama (1) ERC (1) Guillermo (1) IU (1) Mandela (1) Paraguay (1) Strauss Kahn (1) conspiración (1) cólera (1) eminem (1) madres de mayo (1) rihana (1) sgae (1) spam (1) veganos (1)

Lo pensado y lo escrito

Real Time Analytics