jueves, enero 17, 2013

El rabioso epitafio por Telemadrid

La diferencia entre la tristeza y la rabia viene marcada por una sola cosa. Los hechos no deseados pero inevitables, que no pueden preverse, que llegan a nosotros sin posibilidad alguna de influir en ellos pueden llenarnos de tristeza, pero aquellos que se producen por actos fácilmente evitables, por acciones voluntarias y planificadas que nos resultan penosos, que se nos antojan injustos, esos nos producen rabia. Así que la diferencia entre la tristeza y la rabia no está en la injusticia de los hechos, está en la alevosía de los actos que provocan esas injusticias, en la voluntariedad de las acciones que han llevado a esa injusticia.
Y eso es, al menos para el que escribe estas endemoniadas líneas, lo que ocurre con Telemadrid.
Desde que el gobierno de la Comunidad de Madrid decidiera destruir esa televisión pública, se han dicho y se han hecho muchas cosas.
Se ha forzado uno de los eres más masivos que se recuerda en la historia de los medios, echando de sus puestos de trabajo a 890 profesionales que, puede que no fueran todos ellos, como se dice en estos casos, grandes profesionales, pero para cuyos despidos no ha contado en absoluto ni su capacidad, ni su trabajo ni sus dotes profesionales, sino una decisión política que nada tiene que ver ellos.
Pero sin duda lo que más se ha dicho, lo que se ha repetido hasta la saciedad, lo que se ha pretendido vender desde los sillones políticos del gobierno madrileño es que Telemadrid se encuentra en una situación insostenible porque es un modelo de televisión pública que no funciona.
Y ahí es donde entra la rabia, ahí es donde, al ver los burofax de despido y los esbozos de planes de externalización del medio, la rabia por las acciones premeditadas supera a la tristeza por los hechos inevitables.
Porque los que excusan el desmantelamiento de Telemadrid en el fracaso del modelo de televisión que representa tienen razón. Tienen razón porque son ellos los que la han hecho inviable. 
Y cuando descubres que los críticos son los principales actores del drama, que han hecho de ese drama una tragedia, la rabia tiende a hacerte arder la sangre.
Porque son ellos los que han decidido gastar lo que no está escrito en derechos televisivos de series que luego no programaban o programaban a altas horas de la madrugada. Porque son ellos los que han empleado cantidades ingentes de millones en los derechos de retransmisión de partidos de fútbol para emitir partidos que nadie quería ver porque los buenos partidos los emitían otros.
Porque son ellos que han duplicado las redacciones de informativos, manteniendo en  los pasillos y las mesas a profesionales del periodismo que se negaban a ser propagandistas en lugar de informadores, para sustituirlos por aquellos que estaban dispuestos a ejercer de voceros directos de los gustos y deseos del partido político en el gobierno.
Porque son ellos los que han impedido que la audiencia aumentara al vincular toda su programación a contenidos que dejaron de ser informativos en cuanto a la hasta hace días sempiterna ocupante del puesto presidencial de la Comunidad de Madrid se le antojaba obtener mayor relevancia mediática o contrarrestar la que sus rivales políticos tenían en otros medios.
Porque son ellos los que han llenado los despachos de la planta noble de sueldos millonarios otorgados no a ejecutivos voraces de audiencia que diseñan programaciones para lograr calmar esas ansias, sino a políticos venidos a menos, a periodistas torticeros que les habían defendido o simplemente a a amistades y parentelas que no encontraban acomodo en ninguna otra parte de la estructura nepotista del Gobierno de la Comunidad de Madrid.
Porque son ellos los que han cancelado programas vistos y seguidos porque no se adecuaban a su línea política, los que han contratado comentaristas, analistas y directores de informativos solamente porque sí se ajustaban a esa línea e ignorado las audiencias en aras de la emisión de un mensaje propagandístico continuo que tenía como único objetivo recolectar votos en las urnas y no audiencias en los audímetros.
Porque son ellos los que han mantenido horas de emisión en continuo de manifestaciones sacras, antiterroristas u olímpicas que condenaban a la pantalla a un plano fijo mientras en el resto de los medios de comunicación el mundo se seguía moviendo a un ritmo completamente diferente.
Porque tienen razón, Telemadrid es inviable. Son ellos y su concepto de la televisión, su nulo respeto a los profesionales y su incapacidad de percibir la realidad de los medios de comunicación como algo plural y no propagandístico los que la han hecho inviable.
Y eso da rabia, mucha rabia.
Porque lo que no funciona no es la televisión pública, lo que no funciona es la televisión de propaganda política, lo que no funciona no es el modelo de organización de Telemadrid, es el modelo de dirección politizada, de comisarios ideológicos y de directrices autoritarias que impusieron en Telemadrid, lo que no funciona no es el modelo de gestión, es el gasto vinculado al beneficio político y no al sostenimiento económico.
Lo que no funciona no es Telemadrid. Son ellos.
Pero ellos se quedan y Telemadrid se va.
Porque da igual que el nombre y la marca se mantengan. Da igual que dejen el logo y los anacrónicos. Cuando el último de los cámaras, realizadores, regidores, redactores, presentadores, técnicos de emisiones, editores, empleados de mantenimiento, ayudantes de realización, informáticos, grafistas, operadores de VTR o cualquiera del resto de las categorías profesionales que solo los que pasamos por los pasillos de los medios conocemos haya abandonado definitivamente su puesto en el edificio de la Ciudad de la Imagen, Telemadrid se habrá ido y solamente quedaran ellos y el aparato propagandístico que necesitan para perpetuarse en el poder.
Con toda la rabia que puede reflejarse por escrito: Lo siento, de verdad que lo siento, queridos compañeros.
Ellos han matado Telemadrid y os hacen cargar a vosotros con el féretro en su entierro.

4 comentarios:

Tu economista de cabecera dijo...

Habria mucho que comentar sobre lo que dice esta moza pero si es como ella dice y no se hace la victima (que a tiro pasado es fácil decir que uno es un sufridor y no uno de los vivalavirgen, pero le doy un voto de confianza...), mas madera para la hoguera de lo que ocurrió en la TeleMandril de Especulación Agarra y el Partido Podrido.

Tu economista de cabecera dijo...

http://www.elplural.com/2013/01/15/despedida-por-no-manipular/

Se me olvidaba el link.

acriroad dijo...

No olvidemos que los verdaderos trabajadores de telemadrid vienen denunciando esta mala gestion MUCHOS años antes de conocerse el ERE. Salvemos telemadrid neacio hace tiempo, muestra de la gran profesionalidad que siempre han tenido sus trabajadores defendiendo una tele que es de todos aun cuando no peligraban sus puestos de trabajo.
Ojala todos aprendamos de ellos, ojala nos contagien a todos los españoles y salgamos a defender lo nuestro,que es mucho y nos lo estan robando.
Gracias telemadrid. Gente como vosotros hace volver a sentir orgullo español.

Eva Mª Casas dijo...

Hola Gerardo esto que cuentas de Telemadrid, aqui en Valencia tenemos el mismo percal con la television valenciana o sea con Canal Nou, estas cadenas en vez de publicas son privadas porque solo lo maneja el gobierno del PP para emitir solo lo que ellos quieren escuchar.
A nosotras nunca nos han querido escuchar desgraciadamente, se les ha invitado a todo lo que hemos hecho y nunca hemos obtenido respuesta por parte de ellos y me parece muy mal que siendo la cadena publica de la comunidad valenciana sea la unica en todo el mundo que no se haya hecho eco de nuestro problema. Ahi lo dejo.

Etiquetas

actualidad (1293) sociedad (714) España (694) noticias (610) pensamiento (576) política (440) Gobierno (300) internacional (287) Partido Popular (227) recortes (226) crisis (210) economía (168) educación (157) democracia (141) terrorismo (123) igualdad (120) europa (116) justicia (114) corrupción (101) sanidad (98) Indignados (96) feminismo (92) salud (91) elecciones (87) personal (83) noticias iglesia (73) reforma laboral (73) Madrid (72) ciudadanía (70) mundo árabe (64) El occidente Incólume (63) yihadismo (62) PSOE (52) ETA (51) humor (51) literatura (50) maltrato (50) Euskadi (49) vida (48) bancos (47) huelga general (45) religión (44) empresa (43) futuro (43) Israel (42) guerra (41) Wert (40) represion (36) rescate bancario (36) relatos (35) Esperanza Aguirre (34) poesía (34) amor (33) historia (32) islamofobia (32) Cospedal (31) comunicación (31) soberanismo (30) Palestina (29) universidad (29) Podemos (28) AVT (27) Estados Unidos (27) Islam (27) Castilla La Mancha (26) Comunitat Valenciana (26) laicismo (26) Grecia (23) constitución (22) cristianofobia (21) Siria (20) desahucios (20) Aralar (19) Irán (19) egipto (19) Francia (18) 15M (17) China (17) Pablo Iglesias (17) actualidad Africa (17) Catalunya (16) pensiones (16) generación nini (15) Africa (14) antisemitismo (14) Irak (13) Ratzinger (13) Rusia (13) Telemadrid (12) policía (12) PNV (10) aborto (10) Berlusconi (9) Internet (9) Obama (9) Sarkozy (9) negociacion colectiva (9) túnez (9) ciencia (8) damasco (8) periodismo (8) televisión (8) 11M (7) Bildu (7) Castilla León (7) Ciudadanos (7) Dependencia (7) Manuela Carmena (7) Merkel (7) Oriente (7) fascismo (7) italia (7) monarquía (7) wikileaks (7) 11S (6) Chávez (6) Jordania (6) Libia (6) Madres de Montserrat (6) Papa Francisco (6) ciberguerra (6) infancia (6) latinoamérica (6) novela cyberpunk (6) sexo (6) venezuela (6) Brasil (5) arte (5) funcionarios (5) Excelencia (4) bioética (4) cine (4) ecologismo (4) energía nuclear (4) racismo (4) Asia (3) Cuba (3) Galicia (3) George Bush (3) Haití (3) Ucrania (3) Vivienda (3) Xunta de Galicia (3) argentina (3) controladores (3) Apartheid (2) Hungría (2) India (2) Irlanda (2) Japón (2) Turquía (2) Viajes (2) música (2) Andalucía (1) Arabia Saudí (1) Balcanes (1) Corea (1) Darai Lama (1) ERC (1) Guillermo (1) IU (1) Mandela (1) Paraguay (1) Strauss Kahn (1) conspiración (1) cólera (1) eminem (1) madres de mayo (1) rihana (1) sgae (1) spam (1) veganos (1)

Lo pensado y lo escrito

Real Time Analytics