miércoles, febrero 20, 2013

Con Wert, el saber no ocupa lugar -ni siquiera la FP-

Los gobernantes que nos hemos echado a la espalda con nuestros sufragios se han vuelto especialistas en el innoble arte del digodiegismo, del decir una cosa y luego decir que se había dicho lo contrario y hacer al final algo que ni es lo primero ni es lo segundo.
Y esa práctica aciaga que les ha llevado a incumplir una tras otras todas sus promesas electorales parece ser que se les a pegado en todo lo demás. El virus de no aplicar lo que dicen defender, de cambiarlo sobre la marcha, de ajustarlo a sus necesidades de forma artera descarada ha llegado también al ámbito ideológico.
Y como muestra un botón, un recorte más que, como siempre, afecta a lo esencial, afecta a los servicios y derechos de los que depende nuestro futuro.
La Comunidad de Madrid, donde se está desangrando la Enseñanza Pública -como en todo el resto de España- en aras de cambiar el modelo hacia el concierto con lo privado, donde se ahorra de lo esencial en los centros públicos para seguir pagando lo superfluo en los concertados, donde se retiran profesores para los desdobles o para los refuerzos mientras se mantienen los pagos para los de  religión, resulta que le han retirado el concierto a la FP de Grado Superior.
Mientras Wert vende a quien quiera escucharle -que cada vez es menos gente- que sus recortes universitarios, su desprecio por el bachillerato, su LOCME, que convierte los centros públicos en escuelas novecentistas donde se aprende lo mínimo para pasar el día, se hacen para potenciar una Formación Profesional adecuada al mercado laboral, que facilite la integración en el mercado del empleo y que se sitúe en el rango de la recuperada adoración por Alemania de otros tiempos, en Madrid se le quita el concierto a la única enseñanza que, vista de lejos y deprisa, podría asemejarse a ese concepto.
Uno pensaría que, por concertada y por profesional, era precisamente ese tipo de centros los que iban a contar con la absoluta adoración de Wert y sus reflejos autonómicos en los gobiernos del Partido Popular.
Uno lo pensaría si realmente creyera que creen una sola palabra de lo que dicen. Pero a estas alturas sabemos que no es así.
Porque su apoyo a la FP es solamente una excusa para justificar el desmantelamiento de los estudios universitarios, porque su compromiso con la educación concertada como modelo es solamente el entramado que utilizan de cobertura para ocultar sus golpes de ariete contra los centros públicos, porque su apuesta por el modelo del concierto no va a más cuando ese concierto no reporta beneficios a sus entidades y grupos afines.
Porque, en definitiva, el Partido Popular no apuesta por la enseñanza pública, ni por la concertada -salvo cuando esto supone negocio para ellos o los suyos-, no apuesta por la educación universitaria ni por la Formación Profesional.
Sencillamente, no apuesta por la Educación en ninguna de sus formas y maneras.
Porque en la sociedad que quiere el Partido Popular, en la sociedad que le demandan que construya todos aquellos que presionan sobre él para que defienda sus intereses, todos aquellos que han financiado legal o ilegalmente sus campañas, la educación no ocupa lugar alguno, no tiene importancia ninguna. No es relevante.
Por eso da igual que el centro sea concertado o público, que la enseñanza sea universitaria o profesional. Si cuesta dinero se cercena, se corta porque nunca se prioriza en su favor.
El dinero hace falta para otras cosas más importantes, para dárselo a aquellos que realmente mantienen al poder en el poder, no a los ciudadanos, que falsamente creen que son ellos los que lo hacen.
Por eso no les importa poner a 600 docentes en la calle, no les importa masificar los centros públicos que, ya ahogados por sus recortes, tendrán que asumir toda esa demanda sin poder enfrentarse a ella por carecer de los medios que eses mismo gobierno les ha quitado y de los recursos que se han destinado a otras tareas.
De modo que, con esos centros públicos saturados, incapaces de preparar profesionalmente a sus alumnos, llegará el momento de justificar su eliminación de ahondar en su descrédito, de quitarle el bozal a Wert para que cargue contra ellos y los devore en su furia por revertir la cultura y la educación a la era de la escolástica monacal.
Y si alguien tiene algo técnico o profesional que aprender ya lo hará en un eterno contrato de aprendizaje sin sueldo para beneficio de su empleador,  o en unas prácticas infinitas por las que no reciba más sueldo que la comida y el transporte o incluso en uno de esos mini empleos que tanto defiende el nuevo capo de los empresarios españoles.
Así que el Partido Popular, sin quererlo, ha hecho buena la frase que profesores y docente han utilizado como herramienta para forzar las mentes de sus alumnos hacia el raciocinio, el conocimiento y el pensamiento autónomo:
Con Wert en Nuevos Ministerios y sus espejos autonómicos en las Consejerías de Educación, en España el saber no ocupa lugar. Ningún lugar en absoluto.
Salvo, en todo caso, en un modelo de concertación  que, de servir para algo, servirá para asentar los dogmas de fe que conviertan a la población española en el epítome de la resignación cristiana, en la que acepte el derecho divino de los gobernantes y los empresarios a hacer lo que les dé la gana con su presente, su vida, su esperanza y su futuro. Que para eso si sirve el concierto educativo.
Así que la única manera que tienen esos centros concertados de Formación Profesional Superior de salvarse es imponer el rezo del rosario mientras se ensamblan piezas o la parada obligada en los talleres en el rezo del Ángelus a mediodía.
Ese es el único lugar que el Partido Popular deja al saber y a la educación en España.

No hay comentarios:

Etiquetas

actualidad (1293) sociedad (714) España (694) noticias (610) pensamiento (576) política (440) Gobierno (300) internacional (287) Partido Popular (227) recortes (226) crisis (210) economía (168) educación (157) democracia (141) terrorismo (123) igualdad (120) europa (116) justicia (114) corrupción (101) sanidad (98) Indignados (96) feminismo (92) salud (91) elecciones (87) personal (83) noticias iglesia (73) reforma laboral (73) Madrid (72) ciudadanía (70) mundo árabe (64) El occidente Incólume (63) yihadismo (62) PSOE (52) ETA (51) humor (51) literatura (50) maltrato (50) Euskadi (49) vida (48) bancos (47) huelga general (45) religión (44) empresa (43) futuro (43) Israel (42) guerra (41) Wert (40) represion (36) rescate bancario (36) relatos (35) Esperanza Aguirre (34) poesía (34) amor (33) historia (32) islamofobia (32) Cospedal (31) comunicación (31) soberanismo (30) Palestina (29) universidad (29) Podemos (28) AVT (27) Estados Unidos (27) Islam (27) Castilla La Mancha (26) Comunitat Valenciana (26) laicismo (26) Grecia (23) constitución (22) cristianofobia (21) Siria (20) desahucios (20) Aralar (19) Irán (19) egipto (19) Francia (18) 15M (17) China (17) Pablo Iglesias (17) actualidad Africa (17) Catalunya (16) pensiones (16) generación nini (15) Africa (14) antisemitismo (14) Irak (13) Ratzinger (13) Rusia (13) Telemadrid (12) policía (12) PNV (10) aborto (10) Berlusconi (9) Internet (9) Obama (9) Sarkozy (9) negociacion colectiva (9) túnez (9) ciencia (8) damasco (8) periodismo (8) televisión (8) 11M (7) Bildu (7) Castilla León (7) Ciudadanos (7) Dependencia (7) Manuela Carmena (7) Merkel (7) Oriente (7) fascismo (7) italia (7) monarquía (7) wikileaks (7) 11S (6) Chávez (6) Jordania (6) Libia (6) Madres de Montserrat (6) Papa Francisco (6) ciberguerra (6) infancia (6) latinoamérica (6) novela cyberpunk (6) sexo (6) venezuela (6) Brasil (5) arte (5) funcionarios (5) Excelencia (4) bioética (4) cine (4) ecologismo (4) energía nuclear (4) racismo (4) Asia (3) Cuba (3) Galicia (3) George Bush (3) Haití (3) Ucrania (3) Vivienda (3) Xunta de Galicia (3) argentina (3) controladores (3) Apartheid (2) Hungría (2) India (2) Irlanda (2) Japón (2) Turquía (2) Viajes (2) música (2) Andalucía (1) Arabia Saudí (1) Balcanes (1) Corea (1) Darai Lama (1) ERC (1) Guillermo (1) IU (1) Mandela (1) Paraguay (1) Strauss Kahn (1) conspiración (1) cólera (1) eminem (1) madres de mayo (1) rihana (1) sgae (1) spam (1) veganos (1)

Lo pensado y lo escrito

Real Time Analytics